viernes, agosto 17, 2007

Blogs, sillas y cultura

Los blogs son como las sillas de este espacio de reunión, le decía ayer a Santiago, en su oficina. Si aquí la conversación no se da, no significa que las sillas no sirven para nada.

Me quedé pensando a partir de esa conversación y pienso, osea que cuando digo que me dedico a introducir los blogs en las empresas es como si dijera, me dedico a introducir las sillas en las empresas. Y me está diciendo que a veces las sillas no sirven por que la conversación no pasa.

Si ponemos sillas en la empresa, lo primero que tenemos que lograr, es que personas se sienten en ellas .. y hablen, o mas bien, conversen. Por qué lo van a hacer y de qué hablarán, o conversarán ?

Mientras Santiago termina sus cosas en su escritorio, Sebastián y yo hablamos de nuestra salud. No me interesa que las personas usen los blogs de la empresa para hablar de sus asuntos personales. En este espacio, el de las sillas, esta conversación de temas personales, no es problema y no molesta a Santiago que escucha mientras "trabaja" (se supone) un poco mas allá.
Llega Santiago a la mesa de reuniones e invita a que conversemos del tema para el que nos convocó; empezamos a trabajar. Las sillas empiezan a ser de utilidad.

Pienso que los blogs son como sillas, pero sillas especiales. Tienen una especie de cámara al frente, que permite que otra gente esté "escuchando" la conversación que sobre esa silla se este dando. Tienen unas botoneras, un teclado, un mouse y un telón conectado en la pared, de manera que puedo mostrar cualquier cosa de la que estoy hablando desde Internet. Puedo mostrar imágenes, videos, audios de otras conversaciones. Puedo además traer voces de otro lado, de otras sillas a esta conversación.

Sentarse en una de estas sillas genera algunas sensaciones, emociones nuevas. Me siento mas expuesto, aparece el miedo, etc.

Le digo a Santiago, que los Blogs son o más bien traen un cambio cultural, pues promueven la colaboración y la participación. La idea es levantar el talento distribuido de la gente de la organización y ponerlo a trabajar. Esto requiere un cambio de actitudes y para ello los liderazgos son fundamentales, pues la cultura actual no promueve eso, al contrario lo inhibe.

Pero se puede usar para el caos ... Si claro, pero ... el talento es la nueva moneda de cambio de lo que viene. Y la pregunta es cuando nos subiremos a eso ? Cuando esté demostrado con muchos casos de ejemplo de como hacerlo y no correr riesgos. Puede ser. Pero eso tiene ciertos costos.

Bueno, que te parece ?

3 comentarios:

  1. Anónimo4:08 p.m.

    Estimado Gabriel, creo que sea en un tipo u otro de silla, a la mayoría nos gusta "ensillarnos" y conversar, cuando vemos sillas y un grupo conversando y decidimos pasar de largo es o porque no nos atrae o no nos sentimos genuinamente invitados a participar.

    Saludos,

    Santiago

    ResponderEliminar
  2. Hola Gabriel,

    No sé si los blogs sean sillas o no... mas bien, me parecen pizarras...

    Pizarras que nos permiten reunirnos en torno a un tema.

    Con la salvedad, que en sala de reuniones puede que solo se encuentre uno de los participantes a la vez, que lee y comenta en ella, lo propuesto por el autor y lo que opinan los demás...

    Otra gracia es que físicamente los participantes pueden asistir a la reunión desde y sin dejar su lugar de origen en cualquier parte del mundo...

    Yo, soy un buen ejemplo, a 4+- mil kms de donde tu estás, y participando de esta reunión, quien sabe cuantas horas después de tu posteo original...

    Quizás lo que voy a decir es obvio, pero, no estará faltando la invitación a la reunión... a la google share... si no, ¿cómo diablos nos enteramos de la reunión? Sobretodo, en un mundo plagado de reuniones.

    Falta ¿marketeo? para la reunión...

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  3. Suelo decir que la diferencia entre los blogs y los foros es que en los blogs lo central es la persona en cambio en el foro lo central es el tema.
    Si en una blogósfera la conversación no ocurre es porque las personas no se sienten convocadas, motivadas, confiadas. Son las personas las que no hablan y no es asunto de la tecnología, de las sillas o de las pizarras.
    ¿Qué hace que la conversación se desate? que el tema les interesa, aun mas, les afecta; o simplemente les es significativo.
    Tiene que ver quizás con las emociones que están presentes.

    ResponderEliminar

Los comentarios de este blog son moderados; eso significa que antes de ser publicados, serán vistos y aprobados por el autor de los posteos (anda mucho bandido por las redes).
Disculpa las molestias