domingo, agosto 12, 2007

Liberación digital o el poder de la red


Hace menos de 30 días se desató un movimiento en los blogs chilenos, a raíz de un acuerdo firmado entre el gobierno chileno y el imperio Microsoft. Todo hacía pensar a los entendidos del gobierno que su acuerdo era bueno para todos. Sin embargo, los jóvenes de la blogósfera, habitantes nativos de este mundo digital y por ello, enamorados del opensource o software libre, esa cultura que se gesta en la red basada en la colaboración y la gratuidad de todo lo que se puede replicar, copiar y mover sin mayor esfuerzo, no opinaban lo mismo.

Este fenómeno de la volatilización de muchos bienes, que cuando entran en la red se hacen polvo y multiplican ad infinitum, sin medio ni forma de poder cuidar los sacrosantos derechos de propiedad, es ya una pelotera de tal magnitud, que la crisis que atraerá en muchas industrias no es aun un hecho, solo por la inercia con que las personas se van subiendo a este mundo.

Las fuerzas del mercado en el día de hoy están aun en manos de imperios gigantescos que saben hacer su trabajo y no me extraña que logren contratos que si no blindan amplios territorios para su usufructo, al menos lo intentan.

Dos cosas me llaman fuertemente la atención en lo que ha pasado:

1. La aparición de esta nueva fuerza que en menos de 30 días son capaces de propagar la voz, coordinarse gracias a las tecnologías que tan bien manejan, abrir un blog, confeccionar colaborativamente una carta a la presidenta de la República con la ayuda de un Wiki, crean el movimiento Liberación Digital, un Logo, lanzan un foro en Google Groups, un espacio en Flickr y otro en Youtube, y desencadenan una ráfaga de posteos en blogs nacionales y extranjeros sorprendente.

Un grupo de representantes van a la Moneda y entregan la carta y tres representantes van al Congreso a una cita con una comisión de la cámara de diputados.

Aparecen en los medios nacionales y extranjeros.

2. El ministro de Economía Alejandro Ferreiro, entra en la conversación de los blogs, comentando en un posteo del blog de este movimiento, con lo que entra en la conversación en el terreno de los mismos blogueros. Con ello calma las aguas, momentáneamente. Podría estar considerando sacar su propio blog.

Una fuerza social nueva, cuya fuerza se hace sentir rápida y poderosamente. Sus líderes no son tales, son representantes elegidos para la ocasión por este nuevo poder de multitudes que piensa y elabora como un organismo social multiparticipativo. Es algo nuevo, con el que el gobierno no sabe bien aun como relacionarse.

La red empieza a mostrar las primeras señales del tipo de organismo social en que podría devenir.

3 comentarios:

  1. Me parece muy interesante tu reflexion, es un buen ejemplo de que las tecnologias pueden transformarse en un vehiculo de presion social. El punto es si estamos realmente atentos re construir nuestros modelos de interaccion entre la ciudadania y el organizaciones de poder (incluyo en esta dimension a las transnacionales).
    Este es un tema que recien comienza...Saludos
    Luis
    trabajador social
    Canada

    ResponderEliminar
  2. batsante interesante.. tienes mucha razón!!!
    las personas ulizan la tecnologia com una especie de tecnologia y vivio que ahoga.
    saludos

    ResponderEliminar
  3. Vamos que se puede... el poder está en nosotros... solo tenemos que atrevernos a lenvantar la voz y a organizarnos por causas justas.
    Muy buen video para acompañar este post... impresionantes cambios de ritmo como metaforas de los cambios que estamos viviendo y de los que vendrán. el dato duro: Baterista Neil Peart, Grupo Rush, catalogados como los padres del Rock Progresivo... una de mis bandas favoritas.

    ResponderEliminar

Los comentarios de este blog son moderados; eso significa que antes de ser publicados, serán vistos y aprobados por el autor de los posteos (anda mucho bandido por las redes).
Disculpa las molestias