jueves, noviembre 21, 2013

Libro "Armas, gérmenes y acero" de Jared Diamond

Encuentro el documental de ese libro, realizado por la National Geographic, en tres videos de poco menos de una hora cada uno. Excelente producción. (el primero que puse abajo tiene subtítulos en español)

Todo parte de una pregunta que le hace un nativo de Nueva Guinea, al autor del libro, un biólogo, amante de los pájaros, que le pregunta ¿porque ustedes los hombres blancos tienen tantas cosas y nosotros tan pocas?

Porqué unos pueblos son pobres y otros ricos? es otra forma de ver la pregunta. Y Diamond lleva esa pregunta por treinta años, la que responde en este libro, con una respuesta que me ha dejado pensativo.

Los pueblos prosperan primero desde la agricultura y ello se da, no porque unos sean más inteligentes que los otros, señala Diamond, sino por la suerte de la geografía que les tocó. Y los más suertudos, fueron los del valle de Mesopotamia, porque los cultivos que ahí son posibles, el trigo y la cebada, son los más nutritivos, fáciles de conservar. Aparte en esa zona hay ovejas y vacunos, que bien domesticados, permiten tirar un arado, pieza de desarrollo tecnológico fundamental.

Este mix de condiciones, permiten alimentar a más gente y algunas de ellas pueden dedicarse a otros menesteres, como inventar como mejor tejer, fundir y manipular metales, escribir, etc.

Cuando saturan las tierras o aumenta demasiado la población, parten unos hacia el este y otros hacia el oeste, a lo largo de un mismo paralelo, por lo que las condiciones de clima y naturaleza, se parecen y permiten con facilidad replicar las prácticas agrícolas. De ahí la prosperidad del norte de África, Europa y Asia hasta la China.

Manipulando metales con un buen manejo del fuego, desarrollan el manejo de metales, lo que permitirá el desarrollo de las armas, que incluyen espadas, puñales, hasta llegar al rifle, antes el arcabuz, hasta la metralladora, que permite unas confrontaciones de los zulues con los europeos instalados en el sur de África, que avanzan hacia en norte, con una matanzas descomunales.

Jared Diamond
Las armas serán una ventaja dolorosa para los pueblos más atrasados que serán sometidos por los europeos, pero leyendo este libro he descubierto la presencia de una tercera arma, mucho más devastadora que las espadas, los rifles y las ametralladoras, y que son los gérmenes.
Me entero que en la primera guerra mundial pelearon 65 millones de personas y murieron 9 millones, sin contar a los heridos que fueron muchos más. Pero justo al final de esa guerra viene una peste de influenza, que comienza en EEUU y que mata en el mundo, se calcula que a 100 millones de personas; osea, 10 por cada una que mató la guerra.
Increíble; no lo sabía. Y lo mismo pasó en América; los españoles trajeron la viruela entre otros gérmenes, que fue lo que radicalmente diezmó a los nativos, mucho más, lejos, que las armas. Tampoco lo sabía.

¿De qué sirve saber todo esto?
Por de pronto cuidarnos de los gérmenes. Segundo, ensanchar la mirada y no quedarse atrás con los avances de la tecnología en todo orden de cosas; armamento entre ellas, desgraciadamente. Y tercero, preguntarse dónde se está dando la batalla y la dominación hoy en día y en el mundo que viene.

Las armas hoy son el conocimiento, que está disponible en la red. Hay que salir a buscarlo como aventureros y exploradores del continente digital. Y el acero, es la tecnología, tanto de comunicaciones, de redes, como de cómputo o herramientas de todo tipo.
Y el idioma? Inglés. Para ello, a zambullirse ya en Duolingo, para aprender jugando.

A continuación los tres videos del documental del libro:


Y sigue con el segundo y el tercer video.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario