miércoles, noviembre 13, 2013

No tengo tiempo

Muy interesante, pero no tengo tiempo.
Una respuesta más que frecuente en los tiempos que corren.

Y tu, tienes tiempo para esas cosas, como los blogs, cursos on-line?
Entrando a sentirme culpable de tener tiempo.

El mundo moderno nos tiene full; a tiempo completo. Y si hay tiempo es para una actividad de distensión, de disfrute, viajar, dormir, comer, tomarme unos tragos, pero jamás estar metido en un computador y menos siguiendo cursos on-line gratuitos, aunque sean de Harvard o el MIT.

Tenemos riqueza, pero no tenemos tiempo. Curioso, no?

Hemos extinguido prácticamente la esclavitud y las guerras. Hemos inventado miles de artefactos y software para reducir nuestra dedicación a actividades repetitivas y fomes (control remoto, portero eléctrico); hemos puesto a la libertad en el centro de nuestra cultura, pero no tenemos tiempo.

Lo que pasa es que "tengo que" ... esto o aquello. "El cliente requiere" o incluso "el bebe requiere". Algo gobierna nuestras vidas, algo que está por sobre nosotros, algo que está fuera de nosotros.

En mi actividad de coaching muchas veces pregunto "y tu qué quieres?", "y tu qué piensas de todo esto?", "y tu qué requieres?". Preguntas duras, casi diría, subversivas.

Somos libres en un contexto que nos tiene esclavizados, pero como que no nos damos cuenta. Es como si estuviéramos engañados, subsumidos, perdidos en el trajín del día a día.

El capitalismo es el régimen imperante; puede ser capitalismo privado, capitalismo de estado (China), y todas las variantes entremedio. El capitalismo asume que la torta global, la podemos hacer crecer en forma permanente; algunos dicen que "debe crecer" en forma permanente, sino se viene abajo el sistema. Siempre la cuota de ventas crece año a año; como que no pudiera ser de otra forma.
Y se gastan toneladas de plata, toneladas, en irradiar nuestras mentes, para que sintamos que si no compramos eso o aquello, si no hacemos esto o lo de más allá, estamos maaaal, muy mal. Y nos tienen tomada la cabeza, el corazón incluso.
Me estoy poniendo muy subversivo?

El punto para mi es el siguiente: el mundo que viene, es otro, es distinto. El hombre pasará a ser el centro y dejará de ser un recurso en permanente optimización de los procesos productivos industriales. Se nos olvidó en algún momento que esto era para nuestro beneficio y bienestar. Se nos olvidó incluso que era eso.

El hombre será otra cosa, la persona. Y estará fuertemente interconectado; ya lo está. Ampliamente informado y ya no por pocas y manipuladoras voces; por infinidad de voces, dentro de las cuales tendrá que aprender a discernir, cual me es buena, cual me es inconveniente.

Tendremos que aprender a tener voz propia, que además nuestra voz será importante. Y tendremos que desarrollarnos, cultivarnos, descubrir nuestra particularidad, nuestro sentir, y nuestro querer. Necesitamos desarrollar una valórica potente, no impuesta, sino elegida, optada, discernida.

Necesitamos cambiar, necesitamos educarnos (des-educarnos dicen algunos), necesitamos migrar del producto que somos del sistema educativo industrial, dócil, chato, cero o baja creatividad. Preparados para hacer la pega, para debernos a nuestro patrón.

Y para ello necesitamos tiempo. Tiempo para nosotros, tiempo para cachar, para desarrollar un norte propio, para saber que somos, que queremos y que podemos ser. Necesitamos liberarnos y disponer de más tiempo. No queda otra.

 

5 comentarios:

  1. Anónimo12:03 p.m.

    Estamos empeñados en acumular "cosas" y despues aterrados de perderlas, tenemos que cuidarlas y tenemos que seguir adquiriendo mas "cosas". Al final somos esclavos de las "cosas". Un poco de filosofia Cinica le haría muy bien al mundo de hoy.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11:19 a.m.

    Lo comparto plenamente, es mas, bien dicen que el tiempo es el único recurso verdaderamente no renovable y lo perdemos tan a menudo.
    Por ahí leí una vez una frase que me hace sentido :
    Si la riqueza es oro y el oro tiempo, ¡cuántas riquezas hemos tirado!

    ResponderEliminar
  3. Hola Gabriel.
    Recomiendo escuchar una interesante conversación con Gastón Soublette sobre la sociedad actual y la espiritualidad, Un abrazo Edgardo Vogel http://www.mediafire.com/listen/j3ae4i68hiaxe57/conversando+en+%2B+13+11+13+gaston+soublette.mp3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Edgardo; aquí el mismo link.

      Eliminar
    2. Anónimo9:29 p.m.

      Gabriel:
      Interesante tú reflexión sobre el tiempo, sólo que para aprehenderlo hay que darse tiempo.

      Eliminar