domingo, abril 11, 2021

Libro Siddhartha de Hermann Hesse

Vuelvo a leer, a mis 69 años, este libro que debo haber leído en la adolescencia. En esa época me causó impresión, pues siempre he recordado la novela y al autor del que leí además otros libros.

Es la vida tras un objetivo espiritual. Siddhartha es hijo de un brahman, de un cura diría uno en occidente. Se cría rodeado de curas, ritos, rezos y lecturas religiosas.

Siendo joven aún, ve pasar por su pueblo, un grupo de tres ascetas, que le llaman mucho la atención, a él y a su amigo Govinda. Deciden partir con ellos.
Pedirle permiso a su padre, fue un tema. El padre se opone al principio. La forma en que Siddhartha logra acepte su pedido y le dé la bendición, muestra mucho de este joven que ya es excepcional.

Hermann Hesse
Tres años viajará con estos ascetas o samanas. En ellos aprenderá tres cosas fundamentalmente: a pensar, a ayunar y a tener paciencia. Adquiere un total dominio de sí mismo. Soportará el hambre, el frío, la lluvia a la intemperie. Lo mismo, barrerá con todo deseo y apetito. Conexión total consigo mismo, en una especie de meditación en la nada. 

Escuchan hablar de un santo, un buda, Gotama y abandonan, despidiéndose antes, a los ascetas. No sin alguna dificultad nuevamente, mostrando Siddhartha sus capacidades mentales.
Es ahí donde los amigos separan aguas. Escuchan y conversan con Gotama el maestro. Govinda decide quedarse como su discípulo y Siddhartha decide seguir solo su búsqueda. No cree, para él, en las doctrinas y los maestros.

Camino a una ciudad debe cruzar un río donde conoce al barquero Vasudeva, que lo cruza y donde se queda una noche conversando y comiendo. La verdad no comían casi nada. Le causa impresión a Siddhartha, este hombre sabio.

Entrando al pueblo conoce a esta bella y rica mujer, Kamala, una cortesana, de la que queda prendido. Le pedirá que le enseñe del amor.
Ella se ríe y le dice que para recibir sus enseñanzas debe primero ser rico. Se ríe de las cosas que dice saber Siddhartha (pensar, ayunar, tener paciencia), pero rescata el hecho de que sepa leer y escribir.
Ella le ayuda, conectándolo con un rico comerciante, del que termina siendo su brazo derecho.
Y se hace muy rico y es el amante, amigo y aprendiz de Kamala.
En esa estancia de varios años en esa ciudad, desarrolla su persona como un comerciante rico y bien relacionado, metiéndose de lleno en la vida de la riqueza, vicios y placeres. Se va embotando, desgastando y empieza a envejecer. Va perdiendo conexión con su ser interno tan desarrollado antes y se transforma en una persona-niño, como él llamaba a todos los habitantes de la ciudad. Termina asqueado, sin felicidad, con vicios e incluso maltratador.
En su último encuentro con Kamala, ella queda embarazada. Esa noche, solo en su casa, cae en cuenta que basta de todo eso y decide volver a su vida de asceta itinerante. Lo abandona todo, sin despedirse de nadie.

Llega al río del barquero, donde está tan deprimido que incluso piensa tirarse al río y morir.
Tiene aquí un segundo evento de iluminación, sale del trance y se va donde el barquero, al que le pide que lo acepte como su ayudante y aprendiz. Y aquí junto al barquero Vasudeva, aprenderán juntos escuchando al río.
Un día, de camino a ver al falleciente Gotama, pasan por ahí Kamala y su hijo Siddhartha. Una serpiente le da a Kamala una mordida mortal. Vuelven a  encontrarse los amantes y le dice que el niño que va con ella, Siddhartha, es hijo suyo.
Ahí permanecerá este niño hasta que pasado un tiempo escapa, de vuelta a su casa en la ciudad.

Un libro inspirador de la búsqueda de la perfección, siendo la ruta, el camino hacia el interior. El río en la última parte del libro, no es más que un espejo, digo yo, del sabio que está dentro de todos nosotros, cosa que cómo que se nos ha olvidado.
Un camino que no he hecho, ninguno de nosotros, probablemente, pero a mis 69, no es tarde para recordarlo.

Referencias:
Conversando de Hermann Hesse
Biografía de Hermann Hesse

martes, abril 06, 2021

Libro Otra realidad de Yanis Varoufakis (#poreldiálogo)

Novela del economista y matemático griego Yanis Varoufakis, que de la academia pasó a la política, en el cargo de ministro de finanzas, por un breve periodo en Grecia el año 2015.

En esta novela de ciencia ficción, despliega sus ideas de cómo visualiza que sería el mundo post capitalista. ]
En la crisis mundial del año 2008, se produce un fenómeno notable. Dos realidades paralelas arrancan. Las personas se replican en ambas realidades y evolucionan, sin saber los unos de los otros. Dos realidades paralelas, ciegas la una a la otra, siguen la deriva de la historia. Dos derivas muy distintas.
Una de ellas realiza el post capitalismo que Yanis quiere describir, como el mundo posible qué podríamos llevar a la práctica en esta realidad. 

Un genio de la tecnología, desarrolla un experimento increíble, que en una voltereta de errores yuxtapuestos, abren un “agujero de gusano”, que permite .. conectar y comunicar ambos mundos, ambas realidades.
Costa, este genio tecnológico, conecta con Kosti, así lo llama el autor, para no confundir al lector, que es la misma persona al otro lado. Kosti, en la “otra realidad”, casualmente, también es un genio tecnológico.
Este agujero de gusano, al final del libro se transformará en un “túnel de gusano”, permitiendo a algunos personajes del libro pasar de un lado al otro, e incluso cambiar de lado.

Todo empieza cuando el año 2008 se desploma el sistema financiero mundial lo que comienza en EEUU. La Fed o Banco Central de EEUU, emite billones de dólares y se los pasa a los bancos para salvar la debacle inminente. Los bancos le prestan este enorme volumen de plata a las grandes corporaciones, que no encuentran nada mejor que invertir buena parte de esas sumas en la Bolsa, Wall Street, comprando sus propias acciones. Con ello suben el valor de las acciones, los bonos de los altos ejecutivos, mientras la población se jode.
Millones de personas cesantes, miles de pequeñas empresas quebradas, cantidades de casas rematadas, mientras en la minúscula cúpula corporativo-financiera, viven en jauja. Es cuando la burbuja financiera se escinde completamente de la economía real.

Agujero de gusano
Y aparecen los activistas con los hackers tekno-financieros, en la otra realidad, ojo, no en esta realidad. Y con precisión de acupunturistas, disparan medidas que apuntan a desbancar los tinglados de derivados y similares financieros haciéndolos reventar, usando la viralidad de las redes sociales y la tecnología. Basta, en algunos casos, que multitudes dejen de pagar sus cuentas de servicios por dos meses. Son los Occupy Wall Street e Indignados anteriores, en su siguiente eficaz versión.
Hay distintos grupos de activistas, con misiones distintas, como por ejemplo atacar a las empresas que abusan con sus empleados, con el mercado o con la naturaleza, haciendo que los fondos de inversión de pensiones, las eviten.
En definitiva, todo se viene abajo.

El Banco Central de cada país, crea cuentas personales para cada ciudadano, en el mismo Banco Central. La ayuda no pasará más por los degradados bancos comerciales. Cada cuenta tiene tres subcuentas o fondos. Uno de ellos, guarda los US$ 150.000 que el Estado abona a cada niño que nace, con uso futuro predeterminado bien regulado. Otro fondo, recibe una renta mensual universal; algo así como US$ 200 mensuales. El tercero es la cuenta corriente típica.

Las empresas se democratizan. Dejan de ser propiedad de accionistas que no trabajan en ellas. Un trabajador de la empresa, una acción, un voto, es el esquema que impera.
No hay jefes, total transparencia. Hay ritos diversos sobre plataformas tecnológicas para la toma de decisiones. Todos ganan un piso igual y se reparten bonos que se asignan democráticamente, con procedimientos claros y concisos.

No hay impuestos a la renta ni a las compra ventas (IVA). El principal impuesto es a las ventas de las empresas; el 5% por ejemplo. No es un impuesto a las utilidades.
Se establece que los datos de cada ciudadano son privados. Si empresas como Google quieren usarlos, deben pagar a los que los proveen un dividendo mensual.
Desaparecen los bancos y las bolsas.

Este es un punto delicado. La tierra deja de tener propietarios privados; toda pasa a las autoridades regionales. Los iniciales propietarios, seguirán con sus tierras en forma vitalicia, con arriendo de valor cero. Después entrarán en el nuevo esquema de arriendos transados en subastas públicas.
El terreno se divide en zonas habitacionales y zonas empresariales o agrícolas. Al principio de cada año, el poseedor pone en un sitio web el valor que le asigna a su terreno y el sistema le calcula el arriendo que tendrá que pagar. En ese periodo cualquier persona puede pujar por un valor superior e iniciar la subasta. Si el propietario actual pierde, debe salir.

El financiamiento proviene de los particulares. Los más indicados para prestar plata a una empresa, son sus propios empleados. Todos tienen sumas interesantes en sus fondos, que pueden aportar a interés. Este hecho los hace más comprometidos con el éxito de la empresa.
Existen servicios de salir a buscar fondos y mediar entre los necesitados y los particulares inversionistas.
No hay bancos comerciales ni de inversión. No hay Bolsas ni acciones que se transan.
Cada país mueve su propia moneda y transa internacionalmente en la moneda kosmos, que nunca ven, pues el nuevo FMI dueño de esta moneda, intercambia a moneda local con cada país. Este FMI recorta kosmos cuando hay desajustes en las balanzas comerciales entre países y la usa en beneficio de los más necesitados, sin estrujarlos ni constreñirlos. Tiene un rol más bien colaborativo, de ayuda.

Bueno, todo esto sería el post-capitalismo de Yanis Varoufakis.
Desaparece esa economía financiera especulativa desconectada de la economía real.
Elimina la pobreza, democratiza las empresas, las empresas monopólicas que usan valor del tipo la información de la navegación de los internautas, les pagan dividendos. Renta universal, seres humanos más iguales, empoderados, produce un impacto en la cultura destacable. El patriarcado persiste, pero se va diluyendo poco a poco, gracias a las activistas, de las que el libre está bien equipado.

Me ha parecido un libro muy provocador, con luces interesantes, que leo apurado y escribo este posteo, para estimular su lectura y seguimiento del autor, para provocar la conversación (#poreldiálogo).
Me metí al sitio reader.amazon.com y lo compré, creo que por $ 4.500,- y lo leí en la pantalla de mi computador.

jueves, abril 01, 2021

Discurriendo sobre la conciencia

La conciencia es esa capacidad que disponemos para percatarnos que estoy aquí, yo. Que esa cosa que identificamos como “yo”, habita este espacio que ocupa mi cuerpo y que el otro, que va conmigo caminando en esta conversación, lleva otro “yo” en su cuerpo.

Tendemos a asociar esta conciencia de mi yo, como algo que sale de algún lado de mi materialidad. Pero podría no ser así. Conciencia y yo, podrían ser la misma cosa.

Este percatarme de que yo estoy aquí en este momento, lo experimento de cierta forma. No se, no tengo como saber, como este otro que va aquí conmigo, con quien converso estas cosas, experimenta su percatamiento de sí mismo, cómo experimenta él su conciencia.
Sólo sospecho que no ha de ser igual.

Un aspecto de esta conciencia es su capacidad de atender a esto o aquello.
Es distinto atender a algo en el futuro, como por ejemplo, cómo va a ser mi vida cuando ya esté muy viejo, si seré pobre o podré financiar mi austera vida. O en el pasado, ese hecho en el comedor del Ulmo, que pienso afectó mi vida.
A atender a algo del presente. Cuando atiendo a lo que estoy sintiendo en este momento, pareciera que conecto con mi conciencia con más contundencia.

En el ejercicio de atender a mi interioridad en el presente, puedo percatarme de algún deseo, por ejemplo, de comerme una marraqueta tostada con mantequilla. Puedo observar la vacilación entre partir ya a obtener su satisfacción o postergar la acción, o simplemente no hacer nada.
Puedo observar cómo me influye esa idea de que “el máximo poder es dominio sobre uno mismo”. Intento suspender o dejar a un lado ese deseo y disfrutar de la sensación de poder que experimento.

Observar en el presente, mi interioridad y manejar aspectos de lo que ahí se mueve, con conciencia de ello, es un ejercicio de toma de conciencia.

Puedo atender a lo que leo y en un cierto párrafo o texto, detenerme y concentrar un poco más la luz de la atención en el, para ver si detecto destellos más allá, o destellos más acá, observo que el registro de memoria mejora, sobre ese material.
Puedo regular mi atención, poner más o menos atención. O simplemente puedo observar cuanto atiendo a esto y aquello. Preguntarme por qué, por ejemplo.
La atención es una dimensión de la conciencia, pienso.

Y la intención, que también me parece es una dimensión de la conciencia, orienta, dirige, la atención, pero con una carga .. de intención. Esta capacidad que tenemos de intencionar, sospecho es más potente de lo que pensamos. Sino porque hay personas y grupos de personas que rezan con intención, por personas cercanas enfermas en estos días de coronavirus. Pues pienso que esa energía que movilizan, energía invisible de la conciencia focalizada, es poderosa.

Después de interiorizarme del experimento de la física cuántica de Thomas Young, del rayo de luz sobre la placa metálica con dos ranuras, capto que la presencia de un agente consciente, por su sola presencia, es capaz de hacer aparecer partículas, fotones, donde solo había energía en la forma de ondas lumínicas.
Concluyo, que nuestra conciencia tiene la capacidad de hacer aparecer materia donde no la había. Y los ingenieros, que necesitan poder medir las cosas para realmente creer que existen, no logran integrar en sus miradas de mundo, el poder de la conciencia, bien dirigida.

lunes, marzo 15, 2021

Libro Ocupación militar de la Araucanía (1861 - 1883) de Manuel Ravest

Hay mucha información en este libro, de fechas, lugares, personas, políticos, gobernantes, lonkos. Se que toda ella se me olvidará más que rápido.

El tema es, dos pueblos, el chileno y el mapuche o araucano, que vienen de estar claramente delimitados, con relaciones diplomáticas entre ellos, operando como dos naciones que se respetan. Esto cuando esta zona del mundo era colonia del reino de España.


De repente, Chile se independiza, previa una guerra civil se podría decir, entre realistas, a favor de España y los patriotas, a favor del nuevo país independiente.
Y qué pasa ? Hay mapuches, que se ponen del lado de los realistas, con los que venían teniendo muy buena relación, y otros con los chilenos, esta nueva nación.

Bueno, los mapuches ya traían conflictos entre ellos, algunos muy serios. De hecho los del lado argentino, fueron mapuches del lado chileno, que se fueron allá y los conquistaron, creando un verdadero imperio, al mando más adelante del famoso lonko Calfucura.

Muchos realistas, después de la derrota, quedaron operando como bandoleros hacia el sur; siendo uno de los más famosos, los hermanos Pincheira. Estos fueron siendo derrotados y arrancando hacia el sur se internaron en la nación mapuche, mezclándose con ellos en sus correrías montoneras o de asalto y pillaje.
Al final los mapuches aparecían en ciertos casos, como resguardando a estos “delincuentes”.

Chile, una nueva nación, sin las riquezas de la nación española, se le fue abriendo el apetito de tomarse simplemente las tierras mapuches.
La historia de la humanidad es esto, no ? Nosotros somos un pueblo invasor que venía de Europa y fue conquistando a los que aquí estaban, muchas veces con verdaderas masacres.
Es muy extraña esta relación con los araucanos, de mutuo respeto, cuando éramos colonia española.

Cuando a un lado las armas son rifles, ametralladoras, cañones, pistolas y al otro, lanzas, boleadoras, arcos y flechas, machetes. Es muy difícil que no brote, se podría decir, el instinto conquistador.
Y eso fue lo que pasó.
Todo parte con un frontera en el Bio Bio que se empieza a atravesar, por una parte con personas, que hacían sus arreglines con los locales, instalándose en su tierras, cultivándolas y por otro lado, los grupos de pillaje, entre realistas rezagadas confabulados con mapuches, que penetraban en son de pillaje y asesinato.

En Santiago las lecturas de los medios de prensa y de los políticos, eran variopintas. Desde los que promovían la conquista agresiva, los que promovían la penetración civilizatoria pacífica e incluso los que promovían arrasar exterminando a estos salvajes primitivos.
Los mapuches son aguerridos, no se van a entregar con facilidad y son hartos, especialmente cuando se alían.
Los recursos del Estado además no eran abundantes. Había cautela financiera, especialmente pues en períodos teníamos conflictos en el norte, con la confederación perú-boliviana por ejemplo, donde obligadamente debían migrar buena parte de la tropa.

Manuel Ravest Mora
La cosa fue lenta y desgastadora, entre los años 1861 y 1883, que trata el libro. Saavedra, Pinto, Urrutia, son nombres de militares que liderarán las acciones de penetración.
Mucho manejo solapado, mentiroso, e incluso fraudulento, en las acciones chilenas de penetración y apropiación del territorio.
Yo me imagino que así son siempre las conquistas. 

Lo que sí me ha llamado la atención, especialmente porque leía en paralelo el libro de Guillermo Parvez, Frontera Sur, como se creaban discursos degradatorios de las características y calidad de la cultura del pueblo mapuche. Tenemos que verlos lo peor posible para que la acción depredadora sea con la menor culpa posible.

La nación independiente mapuche, que existía entre el Bio Bio y el Toltén, cerrando en el pueblo de Villarrica a orillas del bellísimo lago del mismo nombre, fue completamente subyugada, conquistada, apropiada, por los chilenos.
Y la tensión que ese acto de guerra generó, se arrastra hasta el día de hoy.
Pienso que no queda otra que reconocerlos como pueblo con su propia cultura, integrada completamente a la nación chilena, con todos los derechos, trato igualitario e inclusivo y algunos privilegios, como puestos exclusivos en el Congreso.

domingo, marzo 07, 2021

Libro Una breve historia de casi todo de Bill Bryson

Este libro me llegó de regalo de un gran lector y amigo.
Su autor Bill Bryson es un viajero empedernido, periodista y más que nada escritor.
Con este background de curiosidad, escribe este libro, que es un paseo muy entretenido de la historia de cómo llegamos al día de hoy, en temas como la astronomía, la geología, la física, la química y la biología.

Trata de cómo hombres con nombre y apellido se fueron abriendo paso en las distintas materias, creándolas en muchos casos, como áreas de estudio y conocimiento. Y como iban saliendo los nuevos aprendizajes, los nuevos conocimientos y cómo estos se iban difundiendo.
Sazonando todo esto, con historias, dificultades y anécdotas, de las vidas personales de estos aventureros de la ciencia.

Me dio mucha risa la anécdota del arzobispo James Ussher de la iglesia del Irlanda que en 1650, después de un concienzudo estudio de la Biblia, escribió en un libro, que la Tierra había sido creada el 23 de octubre del año 4004 antes de Cristo, al mediodía.

Me quedé mirando esa lectura que hace Bryson de la ecuación de Einstein E=mc2, diciendo que ella indica que masa y energía son dos formas de la misma cosa. Que la energía es materia liberada y la materia es energía esperando suceder. Potente, me pareció.

Aprendo, o recuerdo, que la Teoría General de la Relatividad de Einstein, establece que el tiempo es parte del espacio; que no son entidades separadas.
Y que la gravedad no existe, lo que pasa es que lo que mueve a los planetas y a las estrellas, es la deformación del espacio-tiempo.
Me lo quedo mirando, esto, sabiendo que no alcanzo a entenderlo.

Aprendo, en el capítulo del átomo, que si un átomo fuera del tamaño de una catedral, su núcleo sería del tamaño de una mosca. Osea, el átomo es puro espacio vacío.
Otra cosa, casi mágica: un electrón que pasa de un átomo a otro, la verdad desaparece de uno y aparece en el otro. No pasa por el espacio entremedio. Desaparece y aparece. Qué onda ? Lo llaman salto cuántico.
A Heisenberg le preguntaron cómo se imagina un átomo; contestó: No lo intento.

Otro descubrimiento impresionante, fue descubrir que ciertos pares de partículas subatómicas pueden “saber” instantáneamente cada una de ellas qué está haciendo la otra, incluso en el caso de que estén separadas por distancias muy considerables.

Me entero que en Manson, Iowa, EEUU, cayó tiempo atrás una roca del cielo de 2,4 kilómetros de ancho, dejando un agujero de 4,8 kilómetros de profundidad y más de 32 kilómetros de anchura.
Estas cosas pasan, han pasado y podrían volver a pasar.
Cuando pasan, de un plumazo desaparecen los dinosaurios y en una de esas todos nosotros. Puede pasar. Y yo qué estaba asustado con el coronavirus.

En el capítulo del interior de la Tierra, me entero de una explosión volcánica en el estado de Nebraska, que dejó una capa de cenizas de 3 metros de profundidad hasta 1.600 kilómetros de distancia.
Estamos parados sobre un polvorín, cabe alguna duda ?
Ah, y otra cosa; el parque nacional Yellowstone en EEUU, es un supervolcán. Explota una vez cada 600.000 años; y la última vez fue hace 630.000 años. Plop.

Clave para nuestra existencia son unas bacterias llamadas cianobacterias, o algas verdeazuladas, que hace unos 1.000 millones de años, aprendieron a mascar moléculas de agua, extraer el hidrógeno y excretar el oxígeno, inventando la fotosíntesis. Ello permitió llenar el aire de oxígeno, elemento fundamental para nuestra existencia. Gracias cianobacterias.
Ojo, que nuestros glóbulos blancos usan el oxígeno para matar bacterias invasoras.

Andaban estas bacterias por ahí, cuando una bacteria se tragó a otra y la combinación que hicieron, les pareció bien a las dos. La que quedó dentro constituyó las mitocondrias, que transforman los alimentos en energía útil, y la otra bacteria, en esta nueva forma, se convirtió en la primera célula.
Cuando estas células se fueron complejizando y después acoplando y colaborando, terminaron creando seres como nosotros los humanos. Si, somos trillones de células.
Ah, y algo más; no podríamos existir sin las bacterias. Llevamos más peso en bacterias que el peso de nuestro propio cuerpo. Será cierto ?

Me entero que un espermatozoide fecunda a un óvulo 85.000 veces más grande que él. Uh, afectará esto al machismo que arrastramos ?.

Un libro fascinante, que te deja bastante culto en materias diversas relacionadas con el desarrollo del conocimiento humano.
Muy recomendable.
Y no dejes de saltar del libro a Internet a buscar más información, al menos de la enorme cantidad de personas que el autor trae a colación.
Gracias a este libro termine viendo la película A Life on our planet de David Attenborough, entre tantas otras cosas.

miércoles, febrero 17, 2021

Libro Ampliando la mirada cultural del coaching de Ana María Torres

Libro recientemente salido del horno, de manos de mi amiga Anita Torres, coach de coaches ella, por muchos años, desde la organización Newfield Network, de Julio Olalla. Misma organización donde yo me certifiqué de coach el año 2007.

Un libro dirigido a los coaches, este libro de Anita. Dirigido a sacar de la transparencia, fenómenos tan compenetrados en nuestras vidas como la cultura, en las dimensiones de género o sexualidad, generaciones y ciclos de vida.
La idea es abrirnos los ojos sobre estos temas, sacarlos de la transparencia, para un mejor servicio profesional del coaching.

Imagino el trabajo que fue llevar a cabo este libro, desde que decidió hacerlo, hasta que lo dio por terminado. Valoro su generosidad al compartir tanto caso particular en el ejercicio del coaching, cuidando la identidad del coachee en cada caso, pues concluyo que esos ejemplos o casos, es donde más contenido de valor aportó.

Me queda claro al terminar de leer el libro, lo invisible que es para nosotros, como la cultura ejerce su influencia y muchas veces determina, nuestro actuar.
Cómo el poner a la vista, su presencia e influencia, nos da y da al coachee, la posibilidad de intervenir aspectos que pueden ser relevantes en la vida.
Estamos inmersos en la cultura, como el pez lo está en el agua. Sacarlo del agua, le produce fuertes sensaciones de asfixia, como si la vida estuviera en peligro; qué en su caso de hecho lo está. En nuestro caso, intuyo la experiencia podría ser de quedar inadaptado, fuera de, raro.

Cuando yo me casé, lo que consistía en estar casado, se daba por hecho y estaba por siglos establecido, ya sea en la iglesia, sacra institución, o en el código civil del Estado, también incuestionable institución.
Hoy, ninguna de las dos instituciones se ve como sacra, incluso al Estado, estamos embarcados en su completo rediseño, por una pequeña multitud de personas, que hasta yo mismo podría ser uno de ellos.
Recuerdo una vez, no hace tanto tiempo, en que ejercí de maestro de ceremonias de un matrimonio, en que los novios habían escrito y diseñado todo aquello a lo que se comprometieron, en esa ceremonia diseñada completamente por ellos mismos.
Eso es un cambio cultural. Recuerdo cuando leía en público en voz alta esas frases a las que ellos se comprometerían a viva voz, lo asombrado que estaba. Eso era posible de hacerse. Fue un mind opening.

Quizás el tema mas potente a mi gusto del libro, es cuando trata el resquebrajamiento del patriacado, producto de la revolución feminista en medio de la cual nos encontramos. Esto en cuanto a la asignación de poderes en relación al género. Este si que ha sido y está siendo, quizás, el cambio cultural más potente que estamos viviendo.
Las mujeres jóvenes en estos días son otra cosa que las mujeres cuando yo me casé. Hoy la llevan. Son tan exigentes en la satisfacción sexual como el hombre. Estudian carreras de todo tipo, obvio. Ocupan cada vez más altos cargos. Si hasta muchas son y han sido presidentas de la república.
De hecho, pienso que los hombres estamos en serios aprietos, pues hemos perdido el norte, en relación a cuál es nuestro nuevo y verdadero rol.
Lo que yo tengo claro, es que atender al desarrollo de la persona que somos pasó a ser tema central, cosa que las mujeres, que vienen llenando hace mucho tiempo las salas de todo tipo de actividad de desarrollo personal, entendieron hace tiempo.

Me llegó a incomodar en el libro el excesivo uso de, los/las, ellos/ellas, nosotros/nosotras. Leer de corrido, ya no se puede. El día que inventen un “artículo” para los trans, las lesbianas, los homosexuales, etc., tendremos un problema mayor al escribir “correctamente”.

En cuanto a sacar de la transparencia a las distintas generaciones y sus particularidades, recuerdo que estar leyendo este libro me permitió decirle a un coachee de la generación X (entre 35 y 50 años), que se quejaba que su vida era puro trabajo, que no paraba, que estaba agotado; le pregunté si se daba cuenta que la generación siguiente, no aceptaría esas condiciones laborales y me dijo muy espontáneamente, que lo tenía clarísimo. Lo que no tenía claro, es como, aliado quizás con otros pares, empezar a confabularse para romper esta tradición cultural generacional.

Anita Torres
Y en cuanto a los ciclos de vida, yo soy al igual que la Anita, un baby boomer (entre 50 y 75 años). Estoy en la vecindad de los 70. Participo en grupos, de frecuentes encuentros, donde uno de los temas, es qué hacemos, el mundo nos ha echado fuera, por viejos e inútiles, siendo que nos sentimos igual que siempre, plenamente vigentes. Claro, se nos olvidan más las cosas, y queremos vivir más relajadamente, pero queremos seguir haciendo aportes, que no se ven muchas veces tan fáciles. Claramente queremos impulsar un cambio cultural, o somos parte de este.

Me quedé pegado en el capítulo Aprendizajes, en la sección “expandir la conciencia”, pues ella considera que ampliar la mirada sacando de la transparencia, estos temas de la cultura, nos amplía la conciencia. Estoy de acuerdo.
Pero pienso que el lenguaje en uso se nos queda corto, pues pienso que la conciencia es mucho más que eso.
David Chalmers considera a la conciencia como un “fundamental”. En el principio, era la conciencia, dice él y otros, como Rudolf Steiner, dicen lo mismo.
La conciencia nos constituye, al punto que sin ella, no existiríamos. Es la parte de nuestra naturaleza que revierte la dirección hacia donde la entropía nos llevaría.
La presencia de un agente consciente, en el experimento de Thomas Young, de la luz y la placa con dos ranuras, es capaz de materializar rocas, fotones, de la nada, de las ondas que es la luz antes de que esta conciencia aparezca.

Si, el coaching amplía la conciencia, nos permite ver el océano cultural en que flotamos; pero la conciencia es mucho más que eso y mucho más potente. De hecho pienso que es una dirección relevante de investigación en los tiempos que corren.

Anita Torres, celebro y agradezco tu libro, que de verdad considero un libro de consulta, para nunca olvidar que aspectos como el género, la generación de nuestro coachee, y el ciclo de vida en que se encuentra, son factores relevantes a tener en consideración.

jueves, febrero 04, 2021

Libro Curso de Economía de Rudolf Steiner

Un libro de un tema específico: la ciencia económica. Si es que se le pudiera llamar ciencia, a un estudio tan complejo de la realidad del quehacer humano.

La economía mira un quehacer vivo, un quehacer que muchas veces Rudolf Steiner compara con el funcionamiento del cuerpo humano; un organismo vivo.
A través de la lectura de este libro, me queda patente, el genio de Steiner. Le hinca el diente a esta materia, con una intensidad y lucidez, que me ha sorprendido sobre manera. Hace referencias a Adam Smith y a Marx, autores que ha leído en profundidad y a los cuales celebra y a la vez critica.
Por ejemplo Marx dice que el capital es trabajo cristalizado. Steiner no está de acuerdo, para nada.

Todo comienza en la naturaleza, a la que en sí misma no le da valor alguno. De la naturaleza obtienen las aves su alimento y nada pagan por ello.
Lo que le da valor a las cosas, es el trabajo del hombre impregnado a la naturaleza. Y lo que finalmente le da valor a la mercancía, es ponerla en circulación en el proceso económico.

El valor se materializa en la tensión que existe entre el que compra y el que vende. Y es en ese acto cuando se valora tanto la mercancía como el dinero por el que se intercambia, en algo que llamamos precio en dinero.
Este precio es como la medida de un termómetro puesto en un punto del mundo real. No tiene ningún sentido, dice, intentar manipular o forzar el valor de la medida de ese termómetro, el precio. El precio es una consecuencia de una infinidad de cosas, de alta complejidad.

Ese es el primer modo de generación de valor económico; el trabajo corporal de las personas.
Los trabajadores caminan a la mina a extraer la mercancía de tal mineral. Alguien idea un carro y los transporta. Idear ese carro y ahorrar trabajo, Steiner lo llama trabajo del espíritu. Que es otra forma de aportar valor a la economía.
Otra persona idea una máquina de tejer automática. También es trabajo del espíritu, que termina como “medio de producción”. Lo llamará capital puesto a trabajar, cuando está en la línea de producción, cuando está inserto en el proceso económico.

La economía puede funcionar como un organismo sano o insano. Si está insano, se producirán revueltas sociales, habrá conflictos.
La manera en que propone Steiner de resolver estas situaciones, es crear asociaciones de determinados quehaceres de la economía, que observen con profundidad lo que pasa, discurran, dialoguen, y resuelvan con miras al bien común. Ellos son los que mejor pueden saber qué hacer.
Y sería la manera de afectar a los precios.

Esto que sigue sospecho que no lo entendí tan bien.
La tierra, Steiner la valoriza en cero. Encuentra muy perjudicial que se valore y peor aún, que su valor aumente.
Maneja la tierra a nivel de derecho. Quien trabaja la tierra, tiene y se le ha otorgado un derecho, para hacerlo; nada más.
Cada país, tiene una población que necesita ser abastecida para su alimentación y manutención. Y tiene una cierta cantidad de tierra cultivable; tiene una cierta cantidad de recursos naturales.
No aparece en este libro que sea el mercado el que regula el ir y venir de los bienes. Son las asociaciones, que discurren, conversan entre ellas y toman decisiones, atendiendo lo que hace falta.
Está dibujando, alguien podría pensar, un Estado grande y poderoso, que articula la conversación de estas asociaciones y resuelve, e impone.

Steiner dice que en una economía sana hay tres tipos de dinero: dinero para comprar, dinero para prestar y dinero para donar, o regalar.
Muy importante sería el dinero para donar, pues con él alimentamos y abastecemos a niños y ancianos. Con él nutrimos al sistema educacional, a los artistas, etc.
El dinero para prestar a interés, se valoriza cuando quien lo recibe es inteligente y se desvaloriza, cuando quien lo recibe es un .. idiota.

La naturaleza tocada por el trabajo del hombre y valorada al entrar al proceso económico transformada en mercancía, llega al intermediario, un personaje de la división del trabajo, que la transa en el mercado. Lo habitual es que el comprador la consuma y reduzca su valor a cero.
La división del trabajo es una pieza clave de la evolución del proceso económico. Gracias a ella los precios bajan y explica por qué le es más conveniente a un sastre comprar sus trajes en el mercado y no hacerlos él mismo.

En resumen, la ciencia económica se ocupa de estudiar a un organismo vivo, que atañe al hombre, que este no puede mirar desde fuera, porque está inserto en él, es parte sustancial de él.
La única manera de aprehenderlo mejor, es verlo a nivel planetario. Y su complejidad es enorme, tal como es de complejo entender nuestro cuerpo humano, del cual somos parte y ni siquiera sabemos con certeza cómo alimentarnos como nuestro cuerpo de verdad necesita.