jueves, junio 30, 2022

Libro Haz lo que viniste a hacer de Patricio Rivas

Terminé leyendo un poema que puso de cierre, que ilustra perfecto el meollo del libro, con una carcajada. Genial, me salió decir desde el fondo de mi alma.
Qué cantidad de sabiduría claramente escrita en 150 páginas. Pato Rivas, te pasaste. Hablo así, con confianza, pues es amigo mío.

Si, separa el Ego del verdadero Ser que somos (SqS). El Ego es el yo con el cual habitualmente nos identificamos. Ese que busca construir una identidad satisfactoria para el mundo donde le tocó nacer y que entiende la felicidad como tener tranquilidad económica y vivir placeres mundanos como comer rico, reírse con amigos y viajar. Y de eso se trata la vida.

Pero no es así. Nunca seremos verdaderamente felices siendo así; por mucha convicción que le pongas.

La tesis es la siguiente: venimos a esta vida con una misión específica, a hacer algo en particular; pero cuando entramos en este cuerpo material, se nos olvida.
Patricio describe aparte del yo o Ego, a tres cuerpos que nos constituyen: el cuerpo vital, que nos da la energía para darle vida a la materialidad de nuestro cuerpo; el cuerpo emocional que nos da los sentimientos que nos impulsan a actuar en ciertas direcciones; y el cuerpo mental, que nos permite reflexionar e ir más allá del animalito que seriamos solo con los tres cuerpos anteriores.

Bueno, tanto el yo o Ego, como los tres cuerpos mundanos, harán lo posible para impedirte conectar y ser gobernado por el ser que verdaderamente eres (SqS) y lo que este vino a hacer para la humanidad.
El libro está plagado de ejemplos reales de personas notables, buenas y malas, que han lidiado en este contexto. Teniendo éxito y fracasando.
Patricio Rivas es un profesor, eso es a lo que él vino en esta encarnación; y lo hace muy bien.

Solo seremos verdaderamente felices, haciendo aquello a lo que el Ser que somos vino a este planeta. No hay otra.

Noto una tremenda similitud de esta concepción de Patricio Rivas, con el planteamiento de Amit Goswami, que brota en su caso de su experiencia con la física cuántica.
En él, estos tres cuerpos de Pato, son tres cuerpos de conciencia, etéreos, pertenecientes al espacio no local, de la conciencia, donde el espacio-tiempo no corre.
Por eso, cuando conectamos con el SqS de Pato o la conciencia que somos tras el velo del Ego, accedemos a poderes sorprendentes, como el entanglement o conexión entre personas, el poder de la intención, que en un experimento de la física cuántica, hace aparecer particular fotónicas, cuando antes en que nadie miraba, solo habían ondas inmateriales.

Lo mejor del libro de Patricio Rivas es que te deja instalado con claridad para dónde debes ir en la vida y qué cuidados debes tener para no colapsar con todos los esfuerzos que los cuerpos terrenales y el Ego harán por distraerte de tu misión, pues su existencia y gravitancia están vitalmente en juego.

Pato, me quedé pensando en estos personajes que dices tú que vienen a hacer el mal, directamente como misión del ser que son (me costó tragármelo), como Hitler.
Por qué Dios o el universo podría disponer que estos seres existieran ? Y sí, cuando se dan ciertas circunstancias, como dictaduras, desórdenes, salen a campear y dejan las grandes cagadas.
Y es ahí donde pienso que esos grandes líos que generan, podría ser la materia prima, el contexto adecuado para que el resto de la humanidad se pegue el salto de conciencia que hace falta, como ese que señalas de la conciencia que se percata de la existencia del otro. Es justamente el paso en que estamos, pasando a una conciencia más inclusiva, donde todos los no vistos, abusados y ninguneados, son vistos e incorporados, para seguir a la siguiente etapa de nuestra evolución de conciencia.

Muchas gracias Pato, por tu lúcido aporte muy claramente relatado.

Referencias:
Entrevista a Patricio Rivas en relación al libro

sábado, junio 25, 2022

Libro Desigualdad de Nicolás Eyzaguirre

Un estupendo libro que hurga tras las causas de la prosperidad de las naciones desde una perspectiva histórica comparando distintos escenarios y contextos.
Para mi fue una clase magistral del tema que he puesto en la mira, que es la política, un tema históricamente descuidado por mi. Y debo reconocer que no he encontrado tema más complejo, quizás porque no todo lo que se dice y escucha es dicho con honestidad y sin intenciones escondidas.

Lo que está detrás de la política es el poder. Y tras ese objetivo, pareciera que todo valiera. Sirven las ideologías, el espectáculo, los logros materiales, lo que sea que redunde en votos para mi persona o colectivo.
Por otro lado, alguien decía que la política solo se trata de restringir el poder.
¿Quién entiende ?

Este libro te pasea por la historia de Chile, y más aún, por la historia de la humanidad. Mirando, como los imperios prosperan y se vienen abajo.
Como de ser cazadores recolectores, pasamos a ser agricultores. Como ello hizo necesaria la propiedad privada, con apropiaciones incluso de las mujeres.
Ello generó excedentes y algunas personas pudieron dedicarse a la innovación. Y fueron apareciendo los inventos. El arado, la domesticación de animales de tiro y carga, las armas, las guerras. Las guerras fueron una forma de emprendimiento. 

El imperio romano, quería construir una gran obra y salía a conquistar nuevos territorios, de donde traían miles de esclavos y andando. Grandes obras que aún hoy admiramos y viajamos a contemplarlas, fascinados.
La peste negra, mata entre un tercio y la mitad de la población de Europa. Países como Inglaterra y Holanda, se ven en serios aprietos por escasez de mano de obra y como que no les queda otra que ponerse creativos y salir adelante con la máquina de vapor, las máquinas textiles, los trenes y los motores de combustión interna. Nace la era industrial.

Lo más genial es que ello les da un borde de ventaja en los emprendimientos guerreros y empieza la toma de todos los territorios planetarios, en lo que sería la colonización.
Buena conducta en casa y comercio de esclavos y barbarie en las colonias. La codicia es pareciera, el driver.
Los gobiernos que van emergiendo son hegemónicos, oligárquicos, dictatoriales.

Chile nace de una monarquía y la estructura de gobernanza que se da en sus inicios no es muy distinta a la originaria. El presidente será un verdadero monarca, rodeado y apuntalado, por una elite oligárquica. Los oligarcas conformarán el parlamento. El resto es perraje. Votan, la nada misma.
Pasan 100 años de esto. Chile vivía de los impuestos al salitre. Y viene la primera guerra mundial, la recesión mundial de 1929, la segunda guerra mundial, golpe de timón y se inicia la industrialización con miras a la sustitución de importaciones. Hasta el gobierno se puso las pilas y creó varias empresas estatales: Enap, Cap, Endesa, Iansa, etc.

Nicolás Eyzaguirre está permanentemente comparando a Chile, con el resto de los países del cono sur, los oceánicos Australia y Nueva Zelanda, EEUU y Canadá y los escandinavos.
Chile no prospera como lo hacen otros y la razón sería el tremendo poder de la oligarquía, centrada en el latifundio y los grupos que manejaban el sector minero.
Solo se gravaba con impuestos a las exportaciones y costó mucho que se pudieran imponer los impuestos directos a los ingresos y bienes de las personas.

Jorge Alessandri recibe una fuerte sugerencia de iniciar la reforma agraria desde EEUU. Frei Montalva ataca ese frente con agresividad y lo remata Salvador Allende.
La Dictadura que vendrá después, devolverá buena parte de campos e industrias expropiadas en el gobierno anterior, pero no restituirá los latifundios.
En la dictadura de Pinochet el país se vuelca a las exportaciones con un fuerte crecimiento de los productos agrícolas y agroindustriales, aparte de los recursos naturales, que ahora incluyen el salmón.

Ha sido un lento avance hacia una democracia cada vez más inclusiva, con instituciones que se preocupen de emparejar la cancha en educación, salud y otras.
El problema de la desigualdad la pone Nicolás Eyzaguirre en las instituciones que nos hemos venido dando que han bloqueado en definitiva el desarrollo comparado con otros países.

jueves, junio 02, 2022

Libro El género en disputa de Judith Butler

Judith Butler es una filósofa norteamericana feminista. Escribió este libro el año 1990 y se transformó en un clásico del movimiento feminista. No es fácil de leerse. Me requirió dos pasadas para entenderlo un poco.

Vivimos insertos en una cultura invisible que nos pautea las conductas, nos pone límites y establece los padrones sobre los cuales construimos nuestras identidades.
La relación entre sexo y genero es la misma que entre naturaleza y cultura. El genero es un constructo. El sexo sería lo fáctico.

Vivimos bajo la hegemonía de una cultura patriarcal heterosexual impositiva. Esta forma de ser, está inmersa en nuestro sentido común, al punto que se ha naturalizado completamente.
El movimiento feminista viene a subvertir "este orden". Lo desafía desde las bases mismas. Es lo que hace Judith Butler, apoyada por muchos otros intelectuales, como Simone de Beauvoir, Claude Levi-Strauss, Michel Foucault, Monique Wittig, Julia Kristeva, Luce Irigaray y otros.

Nosotros los hombres somos el genero universal. Por eso hablar en masculino, lo cubre todo. 
Bueno, esto ha significado rebajar, excluir, menospreciar en definitiva, a la mujer. Y se están revelando y con mucha fuerza. Y no solo eso, con rabia, en muchos casos. La verdad es que este desequilibrio ha permitido abusos, que llevan años, décadas y siglos. Basta ! es la voz que se escucha planetariamente.

La cosa ha ido cambiando generación tras generación sin darnos cuenta y sin entender como se dio la cosa. Hoy, mis hijos conforman parejas notablemente igualadas en todos los aspectos. Ambos generan los ingresos y ambos hacen todas las tareas de la casa, que se reparten negociadamente, sin que haya ninguna de la que se excluya a los varones.
Las distribuciones paritarias de los cargos, son una clara muestra del fenómeno.

La cultura imperante esconde el poder imperialista de implantación hegemónico del mito binario de lo heterosexual, con la supuesta máxima procreativa. La verdad es que esta imposición heterosexual. lo que busca es conservar el poder masculino reinante.
Es en esta estructura hegemónica donde se configuran las identidades, con el sexo y la sexualidad muy en el centro. Cuando el niño nace, lo primero es preguntar, es hombre o mujer ? Ello determinará la persona humana en que en ese acto se constituye.

La naturaleza no es binaria ni heterosexual. La naturaleza es diversa, permanentemente saliendo con variantes que generan la riqueza que vemos y las diversas especies con que nos topamos. Es el grito de protesta de todos los sexos y géneros que no caben dentro del estándar: trans, lesbianas, homosexuales, hermafroditas, etc. Y de que lo han pasado mal, lo han pasado mal. 
Esta revuelta del sentido común, que a tantos nos cuesta, está cambiando la forma en que hablamos, de manera que nadie se siga sintiendo excluido. La cosa ya parece una disparatada, pero leyendo este libro entiendo lo que se cocina en el trasfondo, que no deja de ser.

Mas de la  mitad de los ministros son mujeres y hay incluso alguno homosexual. Gabriel Boric decía ayer en su discurso que creará, no me cuerdo cuantos nuevos empleos, la mitad mínimo, será para mujeres. 
El mundo cambió, eso está claro.
Este libro va a las bases mismas de como se configuran las identidades, el sexo y el genero. Al parecer todo es un montaje dirigido por el poder reinante, que busca instalar un esquema para su propio acomodamiento. 
Bueno, todo eso está en cuestión. Y al final de cuentas, buena parte de todo está en cuestión.
Miro a la iglesia plagada de hombres, en estructuras jerárquicas sólidas. O se acomodan a los tiempos que corren o sufrirán serios riesgos de desaparecer. 
Qué reemplazará a todo eso ? Son los tiempos que nos tocan vivir.

Referencias:
Explicación del libro
Lo queer en Judith Butler