viernes, marzo 13, 2020

Eduardo Manuel Rojas y su EcoUniversalismo

Lo visito en su casa en la Comunidad Ecológica en Peñalolén, Santiago.
Figuraba cuando llegué todo mojado, producto de un deslizamiento de un bidón de agua, en el proceso de preparar café para nuestro encuentro.
A saltos por entre los charcos de agua del piso, llego a un patio interior, con acceso a las cuatro piezas que arrienda por Airbnb. Y ahí nos instalamos, cómodamente.
Preparamos café y una buena paila de huevos revueltos, de las gallinas de campo que tiene en un corral, junto a tres cabras.

Nos habíamos conocido esperando turno de mesa en el restaurante Eladio. Ambos andábamos con nuestras parejas.
Ahí, esperando, me enteré de su idea del Ecouniversalismo. Encendió mi curiosidad, que fue por la razón que estaba yo ahí, en su casa, temprano este viernes 13 de marzo.

Me cuenta que escribió el Manifiesto del Ecouniversalismo, el año 2003. La idea la había tenido antes.
Se trata de una idea de cómo arreglar fundamentalmente el tema económico del mundo. Consiste en hacer que toda la circulación del dinero sea virtual, lo que facilita "la detección de las externalidades" y entrega información vital sobre patrones de consumo y hace nuestra economía mas robusta y dinámica, gracias a que toda transacción económica quedaría expuesta a una total transparencia.
Con ello se acaban las evasiones de impuestos, las platas negras, las coimas, etc.
Tendríamos una economía totalmente transparente y completamente virtual.

Los billetes y las monedas, mueren.

Eso es lo primero. Lo segundo es medir las externalidades negativas de todos los negocios y empresas, e internalizarlas.
Esto significa que el Estado le agrega al precio de los productos y servicios, el costo de las externalidades negativas que se produzcan, tanto por el lado del que vende como del que consume, en una forma bastante didáctica para el consumidor que verá en su boleta lo que está pagando por cada ítem de externalidad negativa de lo que compra.
Me aclara que esto corre también para el consumo, pues los que toman alcohol o tabaco, por ejemplo, producen externalidades que también deberán ser explicitadas y cobradas.

Para ello se debe crear una institución, que sería el órgano regulador de la economía. Su misión es medir, tasar e internalizar las externalidades negativas, en la forma de adiciones al precio de productos y servicios.
Esta institución tendría mucha gente trabajando en ella.
La gente que trabajaría en esta institución deberá ser reclutada con mucho cuidado, por meritocracia, por méritos.
Aquí nos enfrascamos en una discusión acerca de cómo se establecían los méritos. Pasamos por las típicas certificaciones del sistema educacional actual, a los juicios que las partes se ponen en las transacciones de Uber, hasta de los robots con IA que hoy seleccionan sin decirle a nadie por que eligieron a este y no a este otro.
Al final quedamos que el tema del mérito para trabajar en esta institución reguladora debía resolverse de la mejor manera posible.
En definitiva, nadie entra aquí a dedo o por conveniencias políticas. De esta institución pende en buena medida el éxito de esta iniciativa.
Ah, dijimos que el mérito dependía de cosas como la experiencia, el juicio de los clientes y los años de circo.

La misión de esta institución es “medir” las externalidades negativas e internalizarlas.
Eso significa mucho trabajo en terreno, midiendo daños a los “derechos económicos” de la comunidad.

Me dice a la pasada, que esta solución es puramente económica.

Cuáles son estos derechos económicos ?
  1. El derecho a la salud. Toda persona tiene derecho a atenderse en forma gratuita, cualquier dolencia, ya sea física o mental. Guau.
  2. El derecho a la educación. Toda persona tiene derecho a educarse, en forma gratuita. Dos veces guau.
  3. El derecho al trabajo. Toda persona tiene el derecho de tener trabajo. Si no tiene trabajo, no se lo ha conseguido por sus propios medios, va a la Municipalidad y esta tiene este rol de operar como bolsa de empleo y colocar rápidamente a las personas que piden trabajo.
  4. Derecho a la preservación del medio ambiente. Cualquier daño que un producto o servicio le haga al medio ambiente, será tasado y agregado al precio tranzado, fondos que irán directamente a mitigar esos daños.
  5. Derecho a participar en la economía. Cuando una persona nace, se le crea inmediatamente una cuenta corriente, aparte del RUT. 
Si, me dice, obviamente se generaría un mercado negro, que sería bastante fácil detectarlo por la transparencia de los gastos de las personas y la presencia de inteligencia artificial pesquisando anomalías.
De lo que se trata, o lo que será necesario, es legalizar todo lo ilegal.

Eduardo me dice, que en esta realidad que se implantaría, se hará imperativo innovar, crear, impulsar la creación de empresas.

Eduardo, tiene dos hijos ya adultos, de una pareja anterior de la actual.

Estudió un par de años en la universidad, las carreras de Física y Matemáticas, de donde salió para terminar con un Magister en Geología.
Es un Informático desde los 12 años, y se declara un buen informático, completamente autodidacta.

Nació en Inglaterra. Se vinieron a Chile y cuando tenía 4 años, fue el golpe militar. Se fueron a Alemania, Francia y luego a EEUU.
A los 18 años se instaló en Chile, donde se quedó, pues considera que es el mejor país para vivir del mundo, por la libertad que tiene como persona.
Su padre fue un importante científico; lo mismo su madre.
Su padre, Eduardo Rojas, fue el que descubrió la forma en que se mueve la electricidad en las grandes neuronas de las jibias.

Otra de las cosas a la que dedica tiempo en estos días, es a inventar y fabricar un estilizador de agua, con rayos solares UV, que concentra en un tubo transparente por donde pasa el agua. Se llama un esterilizador de agua para bio filtro
Está implementando un pequeño robot, arduino mediante, capaz de mover los paneles solares, que tiene una forma como una antena parabólica, de manera que siempre estén mirando la zona más luminosa del cielo.

Un notable “inventor” que por las cosas de la vida me tocó conocer.

4 comentarios:

  1. Buenos días Gabriel, como siempre interesantes aportes los tuyos. Ojalá Eduardo Manuel Rojas de más pistas para lograr que este EcoUniversalismo llegara a ser una realidad. El COVid-19 vino a decirnos que ya nada volverá a ser lo mismo. Necesitamos este cambio asap!

    ResponderEliminar
  2. Interesante propuesta, sin embargo le veo un riesgo de que los humanos pasemos a ser esclavos de robots.

    ResponderEliminar
  3. Me aparece que para implementar lo que se señala solo hacen falta 2 cosas muy simples: que los bancos y las instituciones financieras donde se gestiona el dinero estén obligadas a publicar todas las transacciones y un sistema de IA que vaya generando la contabilidad de cada persona natural y jurídica a partir de las transacciones que realiza. Un libro interesante que ya anticipa esta mirada hace casi justo 100 años (1922) es "Curso de Economía" de R.Setiner ISBN 978-987-1368-90-7.

    ResponderEliminar
  4. Solo rescato el punto 4. El resto es comunismo tecnologizado progre, y todos sabemos como terminaría eso: 1984

    ResponderEliminar

Los comentarios de este blog son moderados; eso significa que antes de ser publicados, serán vistos y aprobados por el autor de los posteos (anda mucho bandido por las redes).
Disculpa las molestias